Corte Suprema de Chile: Luz verde a la justicia ordinaria para resolución de conflictos deportivos

ANFP

El 3 de noviembre de 2021 la Corte Suprema de Chile prohibió a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (“ANFP”) que sancionara al Club Deportes Valdivia (“Deportes Valdivia”), por haber recurrido a la justicia ordinaria para la resolución de un conflicto de carácter deportivo.

El problema yace en que, para el año 2016, cuando un club ascendía desde la tercera a la segunda categoría del fútbol chileno tenía que pagar una cuota de incorporación a la ANFP. Esto fue declarado posteriormente inconstitucional en Chile. En ese sentido, se implementó la cuota de indemnización, consistente en la devolución por parte de la ANFP del monto pagado por un club por concepto de cuota de incorporación, cuando dicho club, eventualmente, descienda a la tercera categoría. 

Así las cosas, Deportes Valdivia pagó su cuota de incorporación en el año 2016, al ascender a la segunda categoría del fútbol chileno y, luego, descendió a la tercera categoría en el año 2020. Por lo tanto, exigió a la ANFP el pago de la cuota de indemnización. Sin embargo, su solicitud fue rechazada. 

Ante ello, Deportes Valdivia acudió a la justicia ordinaria, para obtener el pago de lo que consideraba justo; la ANFP, apegada a sus estatutos, inició un proceso ante el Órgano de Primera Instancia de Licencia de Clubes contra Deportes Valdivia, por haber vulnerado un principio del derecho deportivo emanado de FIFA, consistente en que todos los afiliados deben someter sus disputas a las instancias jurisdiccionales deportivas, prohibiendo acudir a la jurisdicción ordinaria. 

El proceso iniciado por la ANFP, teniendo en cuenta el Reglamento de Licencia de Clubes de la ANFP, podía terminar con la revocación de la licencia de Deportes Valdivia y una posterior desafiliación, con las consecuencias que ello implicaría. 

Entonces, el problema consistió en determinar si la ANFP tenía la facultad de revocar la licencia de club profesional y desafiliar a Deportes Valdivia, por haber recurrido a los tribunales ordinarios para la resolución de un conflicto jurídico-deportivo, infringiendo los estatutos y reglamentos, no solo de la ANFP, sino también de la FIFA y la Conmebol.

Pues bien, la Corte Suprema de Chile dio la razón a Deportes Valdivia. La posición de la Corte Suprema de Chile se fundamenta en que, los derechos de petición e igualdad ante la ley, tienen protección constitucional. Adicionalmente, destacó la importancia del Pacto Internacional de Derechos Civiles y políticos, la Convención de Viena y la Declaración Universal de Derechos Humanos, que resaltan la importancia que las personas cuenten con un recurso efectivo para la protección de sus garantías, la igualdad y el acceso a la justicia. 

Teniendo en cuenta lo expuesto, la Corte Suprema de Chile concluyó: “(…) queda en evidencia que ninguna persona, autoridad o institución alguna puede limitar en Chile el derecho de acudir a los tribunales ordinarios de justicia, quienes, de conformidad con la soberanía otorgada por la Constitución Política de la República y de acuerdo con lo consagrado en su artículo 76, se encuentran facultados para ello”.

De ello, se puede afirmar que, siempre conforme al punto de vista de la Corte Suprema de Chile, el inicio del procedimiento por parte de la ANFP es un acto contrario a la ley, porque vulnera las garantías fundamentales de Deportes Valdivia, conforme a normativas nacionales y tratados internacionales. 

La justicia ordinaria siempre ha sido un tema polémico en el mundo del fútbol y del derecho deportivo. Ahora, ¿qué pasará con la prohibición de acudir a la justicia ordinaria? ¿muchos clubes acudirán a los tribunales ordinarios para la resolución de sus conflictos? Sin duda, una decisión que ha marcado un precedente en el fútbol chileno, pero que tendrá incidencia directa en el fútbol mundial.

Finalmente, llegamos a la conclusión que no es facultad de una asociación privada prohibir que sus afiliados acudan a la jurisdicción ordinaria para pretender la protección de sus derechos fundamentales o temas relacionados con litigios en contra de dicha asociación, ya que se estaría hablando de un litigio donde la asociación sería Juez y Parte. No obstante, si compartimos el hecho que para conflictos de carácter netamente deportivos, que surgen de la interpretación de reglamentos privados, sus disputas si estén supeditados únicamente a los jueces deportivos y especializados para tales efectos. Consideramos que ambas jurisdicciones deben y pueden coexistir y no hace falta, prohibir el acceso a la jurisdicción ordinaria, ni mucho menos, sancionar a una persona por acudir ante ella.

Dejar un comentario