E-sports. Cuatro preguntas claves para entender esta industria.

Desde que ESPN empezó a transmitir los eventos del FIFA Ultimate Team, llamó la atención de muchas personas ver en televisión personas jugando videojuegos. Por esta razón decidimos escribir unas líneas sobre un fenómeno llamado E-sports o deportes de fantasía (E- sports).

Esta industria de los E-sports se ha desarrollado con el paso de los años moviendo muchas personas y llamando la atención de patrocinadores e inversionistas, generando así el movimiento de grandes cantidades de dinero.

¿Qué son los E-sports?

Son videojuegos que permiten el enfrentamiento directo entre dos o más participantes a través de una plataforma virtual. La victoria de los participantes es determinada por su habilidad. Existen competencias oficiales reguladas y formadas por equipos con deportistas profesionales que cuentan con miles de personas jugando, que cuentan con medios de comunicación retransmitiendo las competencias.[1]

Colombia no ha sido ajena al fenómeno socioeconómico de los deportes de fantasía. Aunque en el país no se ha generado todavía un “boom” respecto de los E-sports, se han desarrollado competencias que mueven dinero como por ejemplo, la “League of Legends[1]” que cada vez van llamando la atención de los “gamers”, los cuales han encontrado en este tipo de juegos una fuente de financiación lo que nos lleva a preguntarnos si estos pueden ser considerados deportistas profesionales.

¿Son los “gamers” Deportistas profesionales?

La primera pregunta que surge es la de si estas personas que practican esta actividad deben ser considerados deportistas profesionales. Al respecto, la ley 181 de 1995 define al deporte profesional como “El que admite como competidores a personas naturales bajo remuneración, de conformidad con las normas de la respectiva federación internacional.” [2]

De la definición anterior se desprenden dos elementos. La remuneración que se recibe y la concordancia con normas de una federación internacional. Del primer elemento es claro que estos deportistas solo reciben remuneración por premios si obtienen buenos resultados en las competencias; pero por otro lado, ya se han firmado contratos laborales entre empresas y estos gamers” cumpliendo en este caso con ese primer elemento. Respecto a la presencia de una federación internacional de este deporte, la cual existe y se menciona más adelante en este Blog, en Colombia no existe una federación nacional contemplada dentro del Sistema Nacional del deporte, haciendo imposible cumplir con este segundo elemento por ahora.

El debate está abierto, hay sectores que los consideran deportistas profesionales y me incluyo dentro de este grupo. Uniéndome al argumento de las asociaciones de E-sports, los jugadores necesitan preparación física y nutricional para dar su mejor rendimiento en la competencia, además se ha visto que las remuneraciones que se reciben no son para nada despreciables.

Así mismo, recordemos que la ley 181 de 1995 en su artículo 15 habla  que “El deporte en general, es la específica conducta humana caracterizada por una actitud lúdica y de afán competitivo de comprobación o desafío, expresada mediante el ejercicio corporal y mental”, por lo que este tipo de juegos al no requerir ejercicio corporal pero si mental abre el debate de considerar esta actividad como deporte.

¿Quiénes organizan los torneos de E-sports?

Normalmente estos torneos de deportes de fantasía los organizan empresas privadas como “Riot Games”, una compañía estadounidense que llevó a cabo en 2014 la copa latinoamericana de “League of Legends” en la ciudad de Bogotá.

Pero, en el país no se ha hecho presente una regulación por parte del Estado para la creación de normas especiales para esta actividad, o para al menos la creación de una federación nacional de deportes de fantasía que esta sea la encargada de fomentar y organizar las competencias de este deporte. Todo el desarrollo desde el punto de vista de competencias se hace desde el sector privado con una ausencia de regulación especial por parte del Estado colombiano.

En los últimos años se ha visto la presencia de grandes inversores y patrocinadores en este tipo de competencias, moviendo grandes cantidades de dinero que por supuesto deben llamar la atención del sector público.

Las asociaciones alrededor del mundo que fomentan esta actividad argumentan que las personas que compiten en estos torneos necesitan de una preparación especial con horas de gimnasio y un plan de alimentación especial con el fin de hacer ver que los deportes de fantasía son un deporte como cualquier otro.

Existe una federación internacional de E-sports (IESF) que fue constituida en 2008, con sede en Seúl, Corea que cuenta con sus propios estatutos donde están establecidas las condiciones para que una organización en un país sea considerada como federación nacional. Una de ellas es que esté constituida conforme a las leyes de su país de origen, por lo que el primer paso para que Colombia haga parte de la IESF es constituir una federación nacional conforme a nuestras leyes y después aplicar ante ellos. Esta federación tiene también una normativa antidopaje contemplada en el artículo 7 de sus estatutos y con un reglamento propio, así mismo, tiene un reglamento para sus competiciones. Como dato curioso, los únicos países de América que son parte de la IESF son Argentina, Brasil y Costa Rica. [4]

¿De azar o de Habilidad?

La importancia de clasificar a los deportes de fantasía como juegos de azar o de habilidad, distinción que todavía no se ha hecho en Colombia, radica en las consecuencias tributarias que esto puede generar. Si estos juegos son clasificados como de habilidad hay implicaciones sobre el monopolio rentístico que tiene el Estado colombiano sobre este tipo de juegos. Por lo que se pueden estar generando pérdidas en el recaudo realizado por el Estado.

Por otra parte, en Estados Unidos se presenta la discusión de si los deportes de fantasía deben ser considerados como un juego de azar o de habilidad. Como ejemplo, La “Fantasy Sports Trade Association” argumenta que la designación como juego de habilidad es una prioridad debido a que ser considerado como un juego de azar implica procesos de licencias más rigurosos e implicaciones tributarias al igual que en Colombia. [5] En la mayoría de estados de EE.UU se ha concluido que estos juegos son considerados de habilidad tributando pero con una carga más baja que la de los juegos de azar. De hecho, Virginia fue el primer estado en establecer una regulación sobre los deportes de fantasía. [6]

Conclusiones

Las ideas que se exponen anteriormente son una muestra de que hace falta una regulación especial para este tipo de actividades, siendo necesaria la consideración de estas personas que practican esta actividad como deportistas profesionales. Igualmente, considero que deben existir entidades encargadas de desarrollar y promocionar este tipo de actividades desde el sector público, siendo necesaria la creación de una federación nacional para poder ser miembro de la federación internacional y así tener una participación más formal en las competencias de este deporte como se mencionó anteriormente.

Por último, queda planteada la discusión de si esta actividad debe ser considerada como juego de azar o de habilidad y las consecuencias tributarias que esto tendría en el país. Tema que nos va a ocupar más adelante.

¡No olvides visitar nuestro Blog para conocer sobre temas que puedan ser de tu interés!

Bibliografía:

  1. http://as.com/esports/2016/09/16/portada/1473981525_248613.html
  2. Ley 181 de 1995
  3. http://gameinfo.euw.leagueoflegends.com/es/game-info/get-started/what-is-lol/
  4. http://www.ie-sf.com/en/about/nations.php
  5. http://www.legalsportsreport.com/9022/fantasy-sports-or-gambling/
  6. http://www.legalsportsreport.com/8873/virginia-governor-signs-dfs-bill/

[1] League of Legends es un juego competitivo en línea de ritmo frenético, que fusiona la velocidad y la intensidad de la estrategia en tiempo real (ETR) con elementos de juegos de rol. [3]

Escrito por: Antonio Batista Gamarra

Contacto: abatista@gherasociados.com

Twitter: @gher_asociados

Entradas relacionadas

Dejar un comentario