La Súper Liga China (Demo)

Carlos Alberto Buitrago Londoño

Abogado Asociados en GHER & Asociados

 

JACKSON-1

 

 

¿La Súper Liga China en su idea de expansión estaría violando la normatividad FIFA sobre TPO?

Las miradas del mundo futbolístico están enfocadas ahora hacia el lejano oriente.En este artículo explicaremos el crecimiento del fútbol chino a través de la Súper Liga China, la cual ha optado por la contratación de grandes jugadores, pago de patrocinios a ligas inferiores y de políticas públicas que buscan desarrollar tangencialmente la economía junto con el fútbol.

Hace algunos años recuerdo que la Súper Liga China anunciaba con bombos y platillos la llegada de dos futbolistas de categoría mundial, pero que ya estaban en el ocaso de su carrera, Didier Drogba y Nicolás Anelka. Estos jugadores duraron menos de un año allí, puesto que al parecer les incumplieron con los millonarios pagos que les habían prometido, y todos pensamos que la idea de la Súper Liga China había sido nada más que un “cuento chino”.

Sin embargo, a raíz de la reciente elección del presidente Xi Jinping, fanático del fútbol entre otras cosas, se instauró como política pública, la búsqueda de la consolidación de China como potencia futbolística mundial y que el deporte en este país contribuya de manera significativa al PIB. ¿Cómo lograr este objetivo? Sencillo, a base de inversión de capital privado en los clubes deportivos de ese país.

Contratación de futbolistas

Es por eso que vemos como los clubes deportivos gracias al dinero de sus patrocinadores archimillonarios, han contratado a grandes figuras del fútbol mundial y seguramente lo seguirán haciendo, pero con la gran diferencia que en la Súper Liga China ya no contratan a jugadores en el ocaso de su carrera, como el caso de la MLS de Estados Unidos, sino que por el contrario, contratan a jugadores que actúan en un primerísimo nivel de clubes y selecciones, ofreciéndoles sumas de dinero que son prácticamente irrechazables, puesto que son sumas que jamás los equipos europeos donde juegan les llegarán a ofrecer.

No hay que olvidar que los jugadores de fútbol son humanos también, y por ende van a pensar siempre en su bienestar y en el de su familia. Así mismo, estos futbolistas reconocen que su carrera profesional les durará por mucho hasta los 40 años y que deberán ir buscando como sostener su estilo de vida y el de su familia en el resto de sus días. Por esta razón es que es tan atractiva una propuesta de la Súper Liga China, donde van a poder tener un ingreso mayúsculo que les permitirá mayores comodidades en presente y futuro a su núcleo familiar.

Es por eso que no se me hace raro que la mayor figura del Shakhtar Donestsk, el delantero Alex Teixeira, haya preferido ir a jugar al Jiangsu Suning, en una transferencia de 50 millones de euros, en vez de viajar a Inglaterra donde grandes clubes como el Liverpool y el Chelsea lo pretendían. Tampoco se me hace raro que Jackson Martínez, contratación estelar del verano pasado del Atlético de Madrid, haya aceptado (a regañadientes, su “sonrisa” en su presentación lo dice todo) firmar por 4 temporadas con el Guangzhou Evergrande en una transferencia de 42 millones de euros donde pasará a ganar aproximadamente 12,5 millones de euros por temporada. A estas dos contrataciones estelares también podemos agregarle la transferencia de Gervinho de la Roma al Hebei China Fortune en 18 millones de euros, o el traspaso de Ramires del Chelsea al Jiangsu Suning por 30 millones de euros, o la del otro colombiano Freddy Guarín que aceptó irse al Shanghai Shenhua en una transferencia de 13 millones de euros. Tal y como podemos observar, la Súper Liga China no pretende ser un “cuento chino” esta temporada, ya que con la contrataciones de estelares figuras, un contrato televisivo por más de 1.150 millones de euros por 5 temporadas, y con un mercado futbolístico que esta vez, al parecer, es en serio que puede llegar a conformarse una Súper Liga China.

Expansión Súper Liga China

Pero aún más impresionante que esto, el fútbol chino no sólo pretende que la Súper Liga China sea una de las más aclamadas a nivel mundial, sino que también, en ese deseo expansionista que siempre ha caracterizado a los chinos, una de las multinacionales más grandes de China, Ledman Optoelectronic Co., Ltd, ha decidido patrocinar a la segunda división del Portugal por una cifra que aún no ha sido revelada por los negociadores, pero que en principio cambiaría el nombre de la Segunda División a “Ledman LigaPro” y que obligaría a los clubes de esta liga a fichar como mínimo un jugador o técnico asistente chino en sus filas. Sin embargo el presidente de la Liga Portuguesa de Fútbol Profesional, Pedro Proença, ha afirmado que este acuerdo aún debe refrendarse por los 40 clubes profesionales de primera y segunda división, pero que la liga si pasará a llamarse “Ledman LigaPro”.[1]

Se me hace curioso que la FIFA, como organismo rector del fútbol internacional, y que había realizado una prohibición a los grupos inversores de terceros (Third Party Ownership), permita que estos acuerdos sean válidos y legítimos ante la normatividad FIFA, debido a que dicha normatividad establecía en el artículo 18bis del Reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de jugadores que “Ningún club concertará un contrato que permita al/los club(es) contrario(s) y viceversa o a terceros, asumir una posición por la cual pueda influir en asuntos laborales y sobre transferencias relacionadas con la independencia, la política o la actuación de los equipos del club.[2] Acaso el hecho que un grupo inversor, pague dinero a una liga a cambio de que jugadores de su nacionalidad deban obligatoriamente participar de sus torneos, es decir obligue a sus clubes afiliados a contratar y mantener a sus plantillas a estos jugadores, ¿no es que un tercero influya directamente en los clubes en asuntos labores y sobre transferencias?, ¿Tener que contratar obligatoriamente a un jugador chino en virtud del cumplimiento de una obligación contractual comercial, no es influencia de terceros sobre los clubes? En este orden de ideas, serían las mismas ligas las que, por un acuerdo comercial, estarían influyendo en temas laborales de los clubes de la Segunda División de Portugal

Quedan bastantes dudas que la FIFA y la Liga Portuguesa deberían hacerse si ese contrato llegase a celebrarse, ya que ellos como organismos rectores del fútbol mundial, estarían incumpliendo sus propias normatividades al influir sobre clubes en temas de contratación de jugadores y transferencias de los mismos. Es inconcebible que un acuerdo privado entre una Liga Profesional y un inversor tercero del fútbol, permita que jugadores de la nacionalidad del país del grupo inversor, sean y deban ser fichados obligatoriamente por los clubes de la liga y participen de sus torneos. Pero bueno, esto es para que nos demos cuenta que la República Popular de China, su Presidente, y la Súper Liga China ya no quieren ser tratados como un “cuento chino”.

[1] Disponible en: http://deportes.elpais.com/deportes/2016/01/26/actualidad/1453806778_246836.html

[2] Reglamento Sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores 2015, FIFA

 

 

Entradas relacionadas

Dejar un comentario