Modificaciones al Reglamento de la Cámara Nacional de Resolución de Disputas de la Federación Colombiana de Fútbol y nuevas disposiciones relativas a las apelaciones ante el CAS de las decisiones tomadas por los órganos internos de la FCF

ross-findon-mG28olYFgHI-unsplash (1)

El pasado 26 de junio de 2020 fueron publicadas por un lado, las modificaciones realizadas al Reglamento de la Cámara Nacional de Resolución de Disputas (“Reglamento”), mediante la Resolución No.4097 del 24 de junio de 2020 por parte del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol (“FCF”) y por el otro, la Resolución Número 4098 del 24 de junio de 2020, a través de la cual el mismo Comité adoptó disposiciones relativas a los procedimientos de apelación que sean tramitados ante el Tribunal Arbitral del Deporte (“TAS-CAS”) en contra de decisiones de disputas de naturaleza horizontal, es decir, en los cuales los órganos internos de la FCF, a saber, los órganos disciplinarios deportivos y comisiones de la Federación y de sus divisiones, actúen como órgano decisorio pero no como parte del proceso.

Así pues, mediante el presente artículo daremos a conocer no solo cuales fueron las modificaciones al Reglamento y las decisiones tomadas relativas a las apelaciones ante el TAS de las decisiones tomadas por los órganos internos de la FCF en disputas de carácter horizontal, sino también algunas de sus implicaciones para el fútbol colombiano y sus actores.

A. Modificaciones al Reglamento de la CNRD

I. Exclusión de la Competencia del TAS para Conocer de Apelaciones en Contra de Decisiones de la CNRD

Anteriormente mediante el Reglamento de la CNRD, se entendía que esta Cámara funcionaba como un arbitraje de tipo institucional. No obstante, a través del artículo 2 del Reglamento, el cual fue adicionado mediante la Resolución No.4097 del 24 de junio de 2020, el Comité Ejecutivo de la FCF estableció de forma específica que la CNRD funcionará a través de Tribunales de Arbitraje Ad-Hoc. En este sentido, indicó que las decisiones emitidas por la CNRD podrán ser objetadas únicamente a través de los recursos extraordinarios dispuestos en la Ley 1563 de 2012, a saber el de Anulación y de Revisión, excluyendo así de forma expresa la posibilidad para los clubes y jugadores de apelar las decisiones emitidas por la CNRD ante el TAS.

Frente a lo anterior, es menester cuestionarse en primer lugar si se trata realmente de un arbitraje ad hoc o si a pesar de ser expresamente nombrado como tal, la CNRD funciona como un arbitraje de tipo institucional. Conforme a la Ley 1563 de 2012, un arbitraje es de carácter institucional cuando es administrado por un centro de arbitraje[1] y por tanto, es dicha institución la que crea sus propias normas de procedimiento y se encarga de la administración del arbitraje [2]. Por el contrario, el arbitraje ad hoc ha sido definido por la misma ley como aquel que es conducido de forma directa por los árbitros[3] y por ende, cuyas reglas son diseñadas íntegramente por las partes[4]. En este sentido, si la CNRD cuenta con su propio reglamento el cual es creado por el Comité Ejecutivo de la FCF y no por las partes en conflicto y además, que es la FCF quien administra el procedimiento del arbitraje, quien obliga a las partes a someterse a arbitraje, quien fija su domicilio como la sede de arbitraje ¿realmente se trata de un arbitraje ad hoc?

Desde nuestro punto de vista siguen las dudas.

Otro lado que consideramos importante analizar es si el sometimiento a dicho tribunal (deportivo o arbitral, esa discusión sigue sin duda alguna entre los abogados deportivos) es voluntario.

En el artículo 1 del Reglamento de la CNRD se establece que ésta funcionará la constitución de tribunales voluntarios ad hoc cuando i) un club profesional afiliado a la FCF, ii) un club aficionado con reconocimiento deportivo y afiliación a la liga de fútbol correspondiente y/o iii) un futbolista profesional, hayan adoptado entre sí de forma voluntaria el compromiso modelo establecido en el artículo 3 de dicho Reglamento. No obstante, a pesar de indicar de forma reiterativa que se trata de un sometimiento voluntario por las partes, el artículo 8 del Reglamento establece que en caso que un club o un jugador[5] no suscriba el Compromiso Arbitral será sancionado. Por ende, es evidente que aún cuando en el Reglamento se describa a la CNRD como un tribunal de arbitraje de carácter voluntario, el mismo en realidad se trata de uno de sometimiento prácticamente obligatorio.

Ahora bien, los Estatutos de FIFA en su artículo 11 establecen que las federaciones miembro deberán reconocer la jurisdicción del TAS y adicionalmente, en su artículo 58 indica que los recursos en contra de las decisiones adoptadas por las federaciones miembro (como es el caso de la FCF), deberán interponerse ante el TAS, siempre y cuando se hayan agotado el resto de vías judiciales internas y que no se trate de recursos relacionados con decisiones contra las que se pueda interponer un recurso de apelación ante un tribunal de arbitraje independiente debidamente constituido y reconocido por la normativa de una federación.

Así pues, al excluir la posibilidad de apelar ante el TAS las decisiones de la CNRD, se está negando la posibilidad a clubes y jugadores de apelar una decisión de un tribunal cuyo sometimiento por las partes no es de carácter voluntario y menos independiente. No entendemos la necesidad o la intención de no acudir ante el TAS para rebatir o refutar una decisión de la CNRD, más aún cuando sus disputas son en su gran mayoría, sobre temas de apreciación subjetiva de la norma.  Ya veremos que pasa con el tiempo y los casos que lleguen al tribunal y efectivamente como se desarrollan estas modificaciones que sin duda darán de que hablar en su ejecución.[6]

Otro punto que es discutible es si la decisión del Comité Ejecutivo de la FCF podría entenderse en contra de los Estatutos de FIFA e incluso a los propios Estatutos de la FCF que reconocen al TAS y por si fuera poco, a decisiones recientes del propio TAS, a saber, TAS 2018/ A/ 6057[7]  y TAS 2019/A/6228[8], en las que el tribunal avaló su jurisdicción en los casos en los que fueron apeladas, respectivamente, decisiones de la Comisión del Estatuto del Jugador de la FCF y de la Cámara Nacional de Resolución de Disputas de la FCF respectivamente.

II. Modificación en el Pago de Gastos Arbitrales

Otro punto que nos llama la atención es que el Comité Ejecutivo de la FCF modificó el articulo 7 del Reglamento de la CNRD relativo al pago de los honorarios de los árbitros. Anteriormente la FCF se encargaba no solo del pago de los gastos administrativos del funcionamiento de las instalaciones del tribunal sino también, de los honorarios de los árbitros. Sin embargo, de ahora en adelante para todas las disputas bajo la competencia de la CNRD, las partes deberán asumir los honorarios de los árbitros por partes iguales según las tablas y valores establecidos en el artículo 5 del Reglamento. Disposición que no aplica para los conflictos relacionados con indemnización por formación, pues en estos casos se estableció que será la FCF quien asumirá los gastos administrativos de funcionamiento y los honorarios de los árbitros, limitando estos últimos a la suma de cinco millones de pesos (USD 1.500 aprox.).

Respecto a esta modificación se observa una posible y muy debatible vulneración al derecho al acceso a la justicia en aquellos casos en los que la persona que desee presentar su disputa ante la CNRD, no tenga los recursos necesarios para pagar los honorarios de los árbitros y además, no cuente con una vía judicial alterna y óptima a la cual acudir. Esto último, toda vez que en caso de ser elevadas ante la jurisdicción ordinaria la parte interesada se expone a decisiones de jueces no especializados en materia deportiva e incluso se podría entender que a sanciones disciplinarias por acudir a la jurisdicción ordinaria. Algo que ya hemos dicho en blogs anteriores que nos llama la atención es que siempre haya una mezcla de normas que lo que hacen es que se compliquen más los procedimientos cuando realmente la mayoría de casos podrían ser más eficientes, más aún cuando una de las ideas principales de FIFA con sus modificaciones es mejorar la celeridad, eficiencia y claridad en sus casos; suena triste decirlo pero pareciera que mientras el ente regulador del fútbol mundial va cambiando cosas en pro del derecho deportivo internacional, nuestra Federación va en contravía de esto.

B. Disposiciones relativas a los procedimientos de apelación en contra de decisiones de disputas de naturaleza horizontal

I. Respecto a Apelación en contra de Decisiones tomadas por los Órganos Internos de la FCF

Siguiendo con las múltiples modificaciones tomadas en los últimos días, el Comité Ejecutivo de la FCF mediante Resolución Número 4098 del 24 de junio de 2020 dispuso en primer lugar, que a partir del 26 de junio del mismo año, en aquellos casos en los que el TAS al decidir las apelaciones presentadas en contra de decisiones tomadas por los órganos internos de la FCF, a saber por los órganos disciplinarios deportivos y comisiones de la FCF y de sus divisiones, decida condenar a éstos a pagar costas y agencias en derecho, serán los clubes que actúen como apelantes y apelados, quienes deberán pagar en partes iguales dichas sumas de dinero por las cuales fue condenada la FCF. Lo anterior, argumentando que en aquellos casos dichos órganos son vinculados al proceso a pesar de no fungir como parte interesada sino únicamente como ente decisorio.

Frente a esta disposición hay varias cosas que deben ser cuestionadas ¿Por qué aun cuando se trata de procesos en los que la intervención de la FCF o de sus órganos decisorios no era necesaria y por tanto, en los que de forma voluntaria se hicieron parte del proceso, son las partes interesadas y directamente afectadas en la resolución de la apelación, quienes deben soportar una carga adicional a la que ya de por sí deben costear para acudir ante el TAS? ¿Por qué y con qué autoridad la FCF desautoriza una decisión del TAS, cuando dicho tribunal está actuando dentro de sus competencias?

Aún cuando el Comité Ejecutivo es competente para expedir reglamentos[9] y “las normas que considere convenientes para la buena marcha del fútbol organizado (…)[10], en el presente caso, dicho órgano de administración está haciendo uso de sus competencias para imponerle una carga adicional y excesiva a los clubes la cual desde nuestro punto de vista, no genera ninguna conexión valida para esto.

II. Respecto a la Apelación de Decisiones Relativas a Asuntos de Dopaje

Mediante la Resolución Número 4098 del 24 de junio de 2020 el Comité Ejecutivo de la FCF implementó una nueva regla para los casos en los que sea apelada ante el TAS una decisión emitida por la Comisión Disciplinaria de la FCF, relativa a asuntos de dopaje. En esta, el Comité decidió que en los casos en los que el TAS condené en costas y agencias en derecho a la FCF o alguno de sus órganos internos, el Club en el que hubiese estado inscrito el jugador al cual se le tomó la muestra correspondiente que obtuvo el resultado analítico adverso, quien deberá asumir dicha condena de costas de arbitraje.

¿Cómo es posible entonces que un Club termine siendo responsable del pago de las costas procesales y agencias en derecho de un proceso del cual nunca ha hecho parte? Es decir, no solo se estaría desconociendo e invalidando una decisión emitida por el TAS, sino que también, se estaría imponiendo una obligación a una persona jurídica que i) no hace parte del proceso ni ante los órganos decisorios de la FCF ni ante el TAS cuando se apela la decisión emitida por los primeros;   ii) no tiene ninguna responsabilidad respecto a que una muestra tomada a uno de sus jugadores haya dado positivo para la presencia de una Sustancia Prohibida; y , iii) con la sola presencia de una sustancia prohibida en el cuerpo del jugador, tiene la potestad de suspender la ejecución del objeto del contrato laboral pactado con el jugador y que por ende, podría llevar a la terminación el contrato de trabajo con justa causa por parte del empleador.

Para conocer más detalles respecto los procesos que se llevan ante los organismos decisorios de la Federación Colombiana de Fútbol y ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte en Lausana, Suiza, te invitamos a visitar nuestra página web www.ghersports.com y en caso de tener cualquier duda, escribirnos a contacto@gherasociados.com.

 

Autores:

Carlos Buitrago- Abogado Senior

Paola Varela-  Abogada Practicante

Bibliografía

  • Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol. Resolución No.3333 del 8 de abril de 2015. “Por la cual se modifica el Reglamento sobre Control al Dopaje de la Federación Colombiana de Fútbol”.
  • Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol. Reglamento de la Cámara Nacional de Resolución de Disputas de la Federación Colombiana de Fútbol. Modificado por la Resolución No.4097 del 24 de junio de 2020.
  • Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol. Resolución No. 4098 del 24 de junio de 2020. “Por medio de la cual se adoptan unas disposiciones en relación con los procedimientos de apelación de naturaleza horizontal que sean tramitados ante el Tribunal Arbitral de Deporte (…).”
  • Congreso de la República. Ley 1563 de 2012. “Por medio de la cual se expide el Estatuto de Arbitraje Nacional e Internacional y se dictan otras disposiciones”.
  • Corte Constitucional. C-089-02. M.P. Eduardo Montealegre Lynett
  • Corte Constitucional. T-280-17. M.P. José Antonio Cepeda Amarís
  • Estatutos de la Federación Colombiana de Fútbol
  • Estatutos de la FIFA
  • Vásquez Palma, M. (2012). El Arbitraje Institucional en Latinoamérica. Revista Internacional Foro de Derecho Mercantil. Volumen (34), 67-136.

[1] Art.2 Ley 1563 de 2012

[2] Vásquez Palma, M. (2012). El Arbitraje Institucional en Latinoamérica. En Revista Internacional Foro de Derecho Mercantil. Volumen (34), 67-136.

[3] Art. 2 Ley 1563 de 2012

[4] Vásquez Palma, M. (2012). El Arbitraje Institucional en Latinoamérica. En Revista Internacional Foro de Derecho Mercantil. Volumen (34), 67-136.

[5] En caso de tratarse de disputas relacionadas con el pago de la participación económica que un club le debe abonar a un jugador por su transferencia temporal o definitiva

[6] Vale la pena aclarar cuales son las disputas sometidas a la CNRD en Colombia: i) Controversias laborales que tengan su origen en un contrato de trabajo, entre futbolistas profesionales y clubes con deportistas profesionales, como las relativas a la liquidación del contrato de trabajo o a las consecuencias del no pago oportuno de las obligaciones laborales; ii) diferencias derivadas de la interpretación, celebración, cumplimiento y terminación de contratos de trabajo u otros acuerdos existentes entre un club y un futbolista profesional; iii) conflictos sobre el pago de la participación económica, a la cual tienen derecho los futbolistas profesionales, por sus transferencias temporales o definitivas; iv) reclamaciones de deudas vencidas, de origen contractual, entre un club y un futbolista profesional y v) conflictos relacionados con indemnizaciones por formación

[7] Club Atlético Nacional S.A vs. Corporación Club Deportivo Tuluá

[8] Club Deportivo Juventud Las Américas vs Club Deportivo Popular Junior F.C

[9] Art.43. 39. Estatutos de la Federación Colombiana de Fútbol

[10] Art.43. 7. Estatutos de la Federación Colombiana de Fútbol

Entradas relacionadas

Dejar un comentario