Normativa FIFA y los ordenamientos jurídicos nacionales ¿Quién tiene prevalencia?

FIFA OK

La FIFA como órgano rector del fútbol asociado ha creado normativas para la práctica y desarrollo del deporte que son de obligatorio cumplimiento para sus asociados. Estas normas son de carácter privado y están sujetas al derecho suizo. A día de hoy, FIFA agrupa a 211 asociaciones superando a las Naciones Unidas quien cuenta con 193 países afiliados. Estas federaciones están encargadas de manera exclusiva de la supervisión de la actividad del fútbol en su país. Lo anterior, demuestra la relevancia que tiene en el mundo sus reglamentos. 

No obstante, para muchos países el deporte es una actividad de interés público y por lo tanto, sus instituciones desarrollan normativas y vigilan su práctica dentro del territorio. Ahora bien, ¿qué sucede cuando las normativas públicas de un Estado se confrontan con las normativas de FIFA? ¿Prevalecen las normativas de FIFA sobre las normas de derecho público de un país? 

Para analizar esto desde la práctica, traemos el caso del CSD (Consejo Superior de Deportes) de España, el cual ha sentado una jurisprudencia en torno a la aplicabilidad del artículo 19 del Reglamento sobre el estatuto del Jugador de la FIFA (RETJ) el cual prohíbe la transferencia internacional o inscripción de menores de edad en clubes pertenecientes a una federación distinta a la cual son nacional, a excepción de unos casos especiales y la autorización por parte de un subcomité de la FIFA.

En 2016 el CSD recibió una reclamación por parte de un padre al cual la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), por aplicación del art. 19 del RETJ, le había denegado la expedición de la licencia de su hijo menor extranjero, el cual residía legalmente en España, para poder ser inscrito en un equipo juvenil. Para decidir sobre ello, se realizó un análisis de compatibilidad y prevalencia entre las normas FIFA (art. 19) y el ordenamiento jurídico español.

Se encontró en la “Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporteuna disposición la cual obliga a todas las entidades deportivas a “eliminar cualquier obstáculo o restricción que impidiese o dificultar la participación en actividades deportivas no profesionales de los extranjeros que se encuentren legalmente en España y de sus familias” por lo tanto, los menores extranjeros solo requieren estar radicados legalmente en España para ser poder ser inscritos. Para el presidente del CSD, no cabe plantear un conflicto porque las normas de FIFA puedan o no coincidir con las del ordenamiento jurídico español, sino porque la citada entidad en nada puede vincular a un ordenamiento jurídico de un Estado soberano.

Finalmente, el CSD decide estimar la reclamación y ordenan a la RFEF expedir la licencia al menor. A partir de ahí, se han presentado tres reclamaciones ante el CSD de padres que la RFEF le ha denegado la expedición de la licencia a sus hijos menores de edad. Para el CSD, si bien son entidades privadas asociativas, su ámbito de actuación territorial se limita al español y, por lo tanto, ejercen bajo la coordinación y tutela del Estado español, por lo que a estos menores se les debe entregar la licencia sin necesidad de cumplir el procedimiento establecido por FIFA.

El precedente creado en España deja varias reflexiones. Primero, para el Estado español las normativas de FIFA en ningún sentido vinculan el ordenamiento jurídico nacional, por lo que en caso de no coincidir la ley nacional tendrá prevalencia en los tribunales. Por otro lado, ¿Aplica a clubes profesionales? A priori se diría que sí, pero están expuestos a ser sancionados por la FIFA como sucedió con los clubes más importantes de España.  

Para conocer más detalles o en caso de tener cualquier duda sobre los temas aquí tratados, puedes escribirnos a contacto@gherasociados.com., visitar nuestra página web www.ghersports.com o seguirnos en nuestras redes sociales @Gher_Sports.

Por: Diego Sinning

Entradas relacionadas

Dejar un comentario