Todo lo que debes saber sobre la responsabilidad jurídica de los presidentes de clubes de fútbol.

En éste artículo explicaremos la responsabilidad jurídica a la que se ven expuestos los presidentes de clubes de fútbol como administradores de una sociedad anónima.

Incumplimiento de los Administradores.

En el marco de la ley 1445 de 2011 los clubes, bajo el incentivo de la Superintendencia de Sociedades y Coldeportes, se transformaron en Sociedades Anónimas. Ello significó, más allá de la estructura administrativa, una serie de nuevas responsabilidades en cabeza de sus dirigentes, en especial quien sea el administrador del equipo. La responsabilidad jurídica se activa cuando una persona no cumple a lo que se compromete, ya sea dar, hacer o no hacer algo. Por regla general, ese incumplimiento debe probarse. Así, la culpa puede definirse como la conducta que no hubiera cometido una persona prudente y diligente puesta en la misma situación, en donde, en materia comercial se aplica un patrón abstracto como el buen hombre de negocios, entendido como un experto en el oficio.

Culpa y deber de diligencia.

Por otra parte, es necesario explicar la teoría de la presunción de la culpa, ya que de allí parte en gran medida la responsabilidad de los administradores, bajo el entendido, que de los tres patrones de conducta expuestos en les cuadro, a ellos les aplica la culpa levísima, es decir, el patrón de conducta más exigente en donde la responsabilidad, a partir del entendido que son expertos en los negocios que desempeñan producto de ser profesionales en la materia, es minuciosa

Responsabilidad en temas Comerciales.

Dentro del derecho comercial, la cláusula general se encuentra en al inciso 1 del artículo 24 de la ley 222 de 1995, “Los administradores responderán solidaria e ilimitadamente de los perjuicios que por dolo o culpa ocasionen a la sociedad, a los socios o a terceros”. De tal forma, las consecuencias que provienen de tal conducta son la responsabilidad solidaria e ilimitada y por los perjuicios ocasionados.

Responsabilidad en temas de Impuestos.

En cuanto al régimen tributario, el artículo 847 explica que: “Los representantes legales que omitan dar el aviso oportuno de la ocurrencia de una causal de disolución a la administración y los liquidadores que desconozcan la prelación de los créditos fiscales, serán solidariamente responsables por las deudas insolutas que sean determinadas por la administración”, donde la consecuencia principal es la responsabilidad por las deudas insolutas.

Responsabilidad en relación con el Estado

Por otra parte, dentro del régimen de administración, el numeral 3 del artículo 86 de la ley 222 de 1995, explica que la superintendencia de sociedades podrá “Imponer sanciones o multas, sucesivas o no, hasta de 200 salarios mínimos legales mensuales, cualquiera sea el caso, a quienes incumplan sus órdenes, la ley o los estatutos”, desprendiéndose del apartado las consecuencias jurídicas.

Responsabilidad en temas financieros.

Respecto al derecho cambiario, el artículo 33 del decreto 2245 de 2011 explica la responsabilidad solidaria por conductas tipificadas en ese artículo, que se pueden resumir como infracción cambiaria y cuando funcionarios que autoricen o ejecuten actos violatorios de normas cambiarias, donde la consecuencia jurídica será que la responsabilidad será solidaria, extendiéndose así a representantes legales, administradores, comuneros, entre otros tipos de administradores.

Responsabilidad en temas Penales.

Por último, el código penal explica que, en su artículo 194, la conducta típica de divulgación y empleo de documentos reservados, donde versa: “El que en provecho propio o ajeno o con perjuicio de otro divulgue o emplee el contenido de un documento que deba permanecer en reserva, incurrirá en pena de prisión de cinco (5) a ocho (8) años, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor.”, es decir, habrá para el administrador que realice dicha actividad.

Finalmente, los invitamos a compartir éste artículo, a hacernos comentarios y a visitar el resto de nuestros artículos en redes sociales.

Escrito por: Samuel Mendez

Twitter: @gher_asociados

Entradas relacionadas

Dejar un comentario