¿Se puede vivir del Derecho deportivo en Latinoamérica?

Desde pequeño he tenido una habilidad especial con los números, es por eso que siempre me acuerdo de fechas, placas vehículares o datos que las personas generalmente no recuerdan. Es por eso que siempre me acordaré del 19 de diciembre de 2010, fecha en la cual renuncié a la firma de abogados que trabajaba en Colombia, antes de empezar esta aventura en el Derecho Deportivo

Mi exjefe, al cual siempre le agradeceré haberme formado en derecho financiero y comercial no entendía lo mucho que iba a hacer. Si bien es cierto me iba a Madrid a hacer mi LLM en “International Sports Law”, desde mi percepción nunca entendió el porque renunciaba, más aún cuando profesionalmente se venían cosas bastantes interesantes, toda vez que ese año había participado del equipo jurídico de la venta de una aerolínea y dos firmas de abogados muy importantes de mi país querían que hiciera parte de su nómina.

En ese momento tomé la decisión de estudiar algo que realmente me apasionara. Nunca me pregunté si me iba a ir mejor o peor en mi carrera profesional, lo único que quería era por primera vez en mi vida estudiar algo que no lo hiciera por que mi trabajo del momento me lo pidiera, simplemente quería aprender derecho deportivo.

Con esa mentalidad empaqué maletas y me fui a Madrid a estudiar y seguramente como muchas veces lo he dicho fue el mejor año de mi vida. Conocí 29 personas de todos lados del mundo que compartíamos la misma pasión, hablábamos 24/7 de solo fútbol, por primera vez me tocaba leer jurisprudencia de solo temas deportivos; realmente tengo que admitir que descubrí algo que me apasionaba estudiar y explorar a fondo.

Luego tuve la oportunidad de trabajar en Barcelona en derecho deportivo y darme cuenta que esta rama del derecho si era aplicable y que en mi país una vez volviera podría haber una gran oportunidad.

Cuando regresé a Colombia en el año 2012 decidí fundar GHER & Asociados, con la cual empezó una historia que realmente me iba a cambiar la vida. Los primeros años fueron bien difíciles, no sé si han oído que de acuerdo a las estadísticas un emprendimiento se demora aproximadamente 5 años en consolidarse en su primera etapa; hoy en día les puedo dar fe que efectivamente es así.

En estos años aprendí que la perseverancia es todo y que paso a paso se van construyendo las cosas. Al principio toqué todas las puertas que se puedan imaginar sin embargo mi juventud y obviamente mi poca experiencia en el tema no eran buenos aliados. Empecé a ir a varias canchas alrededor de Colombia para que conocieran de nuestra oficina sin muchos resultados, intenté acercarme a los clubes profesionales de la región enviando correos diarios, sin embargo no lograba nada.

Fue luego de dos años que me llegó el primer cliente deportivo, el cual necesitaba cobrar un impago de su contrato laboral con un equipo profesional de fútbol. Aunque me tocaba recurrir a la jurisdicción ordinaria por obvias razones, fue el primer caso de nuestra oficina que ganamos y logramos recuperar el dinero a nuestro cliente, realmente todo era felicidad.

Luego de esa experiencia íbamos entrando poco a poco en el mundo del fútbol y por fin logramos en el año 2014 que un equipo profesional nos contratara. Fortaleza CEIF, un equipo en Colombia de la segunda división fue el primero en creer en nosotros y eso nunca se nos olvidará, de hecho podría decir que de todos nuestros clientes del fútbol a día de hoy es el que más nos ha enseñado.

Luego de firmar con Fortaleza CEIF, poco a poco nos iban conociendo en el mercado, siempre con la convicción que la persona que nos diera la oportunidad le íbamos a brindar el mejor servicio. Así fue que empezamos a trabajar las primeras reclamaciones por derechos de formación y de mecanismo de solidaridad que aunque no eran muchas nos daban lo más importante: La experiencia.

Como todo, empezaron a llegar casos más difíciles. Nunca olvidaré mi primer caso antidopaje el cual luego de 3 semanas encerrado en mi oficina estudiándolo se logró demostrar que no hubo ninguna violación a la normatividad antidopaje. Realmente un triunfo único que me llevo a interesarme a meterme más en el tema.

Luego de unos años trabajando solo por fin pude contratar personas que me ayudaran a consolidar la firma. Esto era una idea fundamental que tenía desde la constitución de la oficina, toda vez que una de las metas principales de GHER es trabajar en equipo ya que solo podía ganar partidos pero con un grupo sabía que podía ganar torneos.

Siete años después de nuestra fundación, puedo contarles que seguimos arduamente para que nuestra área de derecho deportivo siga creciendo. Hoy por hoy puedo contarles que hemos representado a clientes en los tribunales de la FIFA, la Federación Ecuestre Internacional, la UCI, el TAS y el BAT. Así mismo, nos han contratado clientes colombianos, alemanes, argentinos ingleses, peruanos, venezolanos y guatemaltecos para defender sus intereses.

¿Qué si se puede vivir del Derecho Deportivo en Latinoamérica? Yo considero que si siempre y cuando se trabaje y se tenga una meta clara y se sepa que es lo que se quiere hacer. Todo esto empieza por una pasión pero en el camino se debe entender que al fin y al cabo los que trabajamos en esto somos abogados y nuestros clientes siempre necesitaran una visión profesional jurídica y no de hincha; una vez se logra separar las dos cosas, los resultados llegarán, de eso no tengan la menor duda.

cgiraldo@gherasociados.com

Socio Fundador

GHER & Asociados Abogados

Bogotá- Colombia

Entradas relacionadas

Dejar un comentario