Zapatero a tus Zapatos. Derecho Deportivo a Tribunales Deportivos

En el pequeño mundo del derecho deportivo se han visto casos en los cuales un juez ordinario aplica incorrectamente preceptos propios del derecho deportivo. En otros casos, jueces deportivos utilizan teorías no aplicables al derecho deportivo sino al derecho colombiano. Ambos casos desde nuestro punto de vista no son correctos y perjudican a las partes involucradas, no por una apreciación subjetiva, sino porque así lo estableció nuestra Constitución en el artículo 29. El debido proceso va más allá de un derecho a la defensa o respeto de los términos procesales. En este caso, implica que sea el juez natural el que dirima una controversia siendo independiente (cuando realmente lo es), imparcial y estando sometido al imperio de la ley.

Con esta pequeña introducción, queremos traer a colación una reciente decisión del juzgado 16 civil de oralidad de Medellín en la cual se determinó la falta de jurisdicción de este ente para dirimir un litigio entre un club deportivo aficionado y un club deportivo profesional, por el presunto incumplimiento de un convenio deportivo firmado entre las partes, el cual debía ser dirimido en los tribunales deportivos.

En la mencionada decisión, la jueza recordó la importancia del artículo 15 del Código General del Proceso que establece que “Corresponde a la jurisdicción ordinaria, el conocimiento de todo asunto que no esté atribuido expresamente por ley a otra jurisdicción”. ¿Parece apenas lógico no? Si existe una jurisdicción deportiva con sus propios reglamentos y tribunales, se debe acudir a ellos

Por otro lado, éste Juzgado determinó que hay aspectos propios del derecho deportivo que un juez ordinario no puede conocer, tales como la indemnización por formación o el mecanismo de solidaridad, los cuales son normatividad propia del Reglamento sobre el Estatuto del Jugador de la FIFA. Por lo tanto, un juez ordinario al estar sometido al imperio de la ley, no puede aplicar reglamentos privados deportivos para dirimir una controversia entre sujetos afiliados a la Federación Colombiana de Fútbol en este caso en concreto. Es sumamente importante aclarar que los Estatutos y Reglamentos de la FCF son reglamentos privados que rigen las situaciones jurídicas de sus afiliados y como tal deben respetarse, pero no deben ser catalogados como leyes.

Lo anterior implica que un procedimiento que surge de lo establecido en dichos reglamentos privados, no puede ser sometido por ningún motivo a la jurisdicción ordinaria y por lo tanto, ningún juez de la república puede aplicar este tipo de normatividad privada. Por el contrario, existen Tribunales Deportivos tales como la Comisión del Estatuto del Jugador o Cámara Nacional de Resolución de Disputas de la FCF a nivel nacional, los Tribunales de FIFA, UCI, IAAF, a nivel internacional y por supuesto el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS-CAS)`, en los cuales sus afiliados son sometidos a dirimir sus controversias porque son entidades especializadas en el tema y fueron creados precisamente con este fin. Estos Tribunales, como entidades privadas creadas por el derecho deportivo, sí tienen la facultad de utilizar reglamentos privados para solucionar conflictos entre partes en litigio.

Igualmente, este Juzgado aclaró la importancia del sometimiento exclusivo a los Tribunales Deportivos. No se trata de una facultad que tienen las partes de elegir entre jurisdicción deportiva u ordinaria. Por el contrario el artículo 36 del Estatuto del Jugador de la FCF establece que deberán someter sus diferencias deportivos a los órganos jurisdiccionales de Colfútbol, según las competencias designadas.

En consecuencia, en dicho caso el juzgado determinó que existía un juez natural quien dirimiera el conflicto entre ambos clubes: la Comisión del Estatuto del Jugador. Por lo tanto, decidió declarar su falta de jurisdicción y ordenar la remisión del expediente para que sea ésta entidad de la FCF, quien dirima la controversia que surgió en ocasión a un presunto incumplimiento de un convenio deportivo.

Personalmente es de aplaudir la determinación de esta jueza que entendió la exactitud de la frase: “Zapatero a tus zapatos”, comprendiendo que existen tribunales especializados en la materia, para este tipo de situaciones, a los cuales es deber de las partes en litigio acudir. La Jurisdicción Deportiva a pesar de tener sus errores en cuanto a aplicación del debido proceso, aplicación sistemática de las reglas y a veces demoras injustificadas, está diseñada para recibir los litigios en derecho deportivo y es menester de quienes practicamos esta rama independiente del derecho, propender por su crecimiento y desarrollo, sometiendo nuestras diferencias a estos tribunales deportivos, para evitar que jueces que son expertos en otras áreas, cometan injusticias por no aplicar correctamente nuestro pan de cada día, nuestro derecho deportivo.

En caso de requerir más información, puedes contactarnos a través de nuestro correo contacto@gherasociados.com , o por whatsapp al +573188627194.

 

GHER & Asociados

#GHERSports

Twitter: @gher_asociados

Entradas relacionadas

Dejar un comentario